• Rodrigo Unda

Carta: El Círculo de Dave Eggers

Un techno-thriller sobre un posible futuro donde nuestros peores temores serán de dominio público. Increíble novela para los amantes de la tecnología.



Autor y editor estadounidense, el cual tiene una gran variedad de obras literarias. Algunas de sus colecciones de cuentos están Guardianes de la intimidad (2004), Historias cortas cortas (2005) y Cómo sienten los peces el agua (2007). Y entre sus novelas más reconocidas están El Círculo (2013), siendo llevada a la pantalla grande en 2017, con Emma Watson y Tom Hanks. Su última novela, The Captain and the Glory publicada en el 2019.

Mae Holland consigue el trabajo de sus sueños en la empresa de internet más influyente en el mundo. Un lugar donde las innovaciones tecnológicas nacen todos los días y que, con un sorprendente sistema operativo, unifica las cuentas una persona para crear una identidad virtual, todo con el fin de crear una nueva era de civilidad y transparencia. Lo que empieza como una fascinante historia de ambición e idealismo, se convierte en una intensa novela de suspenso que nos planteara cuestiones como la privacidad, democracia y límites del conocimiento humano.


Con una sinopsis intrigante y recomendado por su increíble mensaje, este libro llegó a mis manos con el fin de satisfacer mi gusto por la tecnología y por las novelas de suspenso. No decepcionó en lo absoluto ya que fue un trayecto emocionante y misterioso el pasar las páginas.


Todo inició con Mae recibiendo la noticia de que sería empleada del Círculo, y después de saber cómo era su trabajo anterior uno se siente feliz por el personaje e inmediatamente conectas con ella.


Por la forma en la que el autor describía las instalaciones, a las personas, el ambiente de trabajo, formé parte del entusiasmo de Mae y también de las ganas de querer trabajar ahí. Al saber que los jefes te motivan constantemente, tienes herramientas y beneficios ilimitados, compañeros amigables y eventos sociales con personas famosas, ese trabajo se vuelve en algo envidiable.


Los personajes sufren constantes cambios a lo largo de la historia, cambios que agradezco no fueran bruscos, sino fluidos y paulatinos. El cambio más drástico lo sufre nuestra protagonista, que mientras va creciendo su posición en la empresa, erradica ciertos aspectos de su personalidad que la hacían única, además de sus nuevas formas de pensar, decidir y hablar. Nuevamente le aplaudo al autor su fenomenal trabajo al mostrarnos cómo surgieron estos cambios, que no en todas las novelas se puede apreciar.


Pasando al Círculo, la empresa es extraordinaria, guiada por Los Tres Sabios, me recordó mucho a una combinación de Apple y Facebook, y mientras más te adentras en sus salones, pasillos y reuniones, más te vas dando cuenta del poder que una empresa de tal magnitud podría hacer en la sociedad, ya sea para bien o para mal. Mi opinión inicial sobre el Círculo era positiva, muy innovadora y con cada presentación al estilo Steve Jobs uno podía reconocer el talento creativo del autor para mostrarnos nuevos dispositivos tecnológicos. Algunos para mejorar la seguridad de la gente, para evitar los secuestros, para promover mejor a las marcas, para poder promover los derechos humanos y muchos otros que desearía que existieran.


Y junto al círculo vienen mis puntos clave en esta reseña. Las páginas de este libro están llenas de sátira y crítica a los gobiernos mundiales, a las redes sociales y a la sociedad misma, enfocándose en 4 puntos: Privacidad, Búsqueda de aprobación, democracia y poder de los monopolios. Hay mucho que decir y me encantaría poner ejemplos concretos, pero para no caer en spoilers los evitaré.


Cuando Mae comienza a convivir más con sus compañeros y se intenta adaptar al estilo de vida de los “Circulistas”, se percata de que no todo lo que brilla es oro. La obligación por asistir a cuantos eventos sociales puedas, constantemente tener que usar las redes sociales que controla el Círculo, saber que toda su información ahora es pública, tener que postear constantemente lo que hace y reaccionar a cuantos posts pueda, es lo que empieza a asfixiar con vida social a la protagonista de esta historia y consecuentemente al lector. Por momentos, me sentía tan abrumado con tanta información, con tantas reglas, por tener que cuidar los sentimientos de los compañeros de trabajo, por estar en lo alto de los rankings sociales, por todas las cámaras que había dentro de las instalaciones y por muchas otras cosas es que empecé a sentirme como parte de la empresa, me sentí como un empleado más. Esto fue gracias al buen ritmo que llevó el autor y a su detalle en las descripciones. En conclusión, sentías la invasión a niveles estratosféricos, cosa que con las redes sociales hacemos de manera inconsciente. Compartimos nuestras fotos de que desayunamos, qué haremos en el día, que nos pasó hace tiempo. Reaccionamos a los posts con caritas de emociones y en relaciones más personales llegamos al punto de querer saber que está haciendo la otra persona.


El segundo punto es el deseo de aprobación, que viene de la mano con el tema de la privacidad, en el libro aprendemos que existe un ranking en la empresa. Este sistema te irá subiendo de posición entre más comentes otros posts, les des likes, te metas a grupos, compartas publicaciones, promociones algo, etc. Y por querer siempre ser el mejor todos los empleados se esfuerzan por estar en lo alto de un ranking que no te dará algún premio o algún bono, simplemente por querer recibir felicitaciones por estar entre los top 1000 o porque ahora tienes más “influencia” en la opinión de los demás. Esto lo vemos en el día a día en las mismas redes sociales, sentirse mejor por tener más followers o tener más likes, o esperando a que nos respondan a nuestras stories de Instagram. Claro, en la novela se ve a mayor escala, pero eso no significa que sea imposible que lleguemos a esos niveles.


El tercer y cuarto punto se unen al mostrarnos el poder que tiene el Círculo, al contar con la mayoría de las empresas del país, al manejar todas las redes sociales, al contar también con la información completa de todos sus usuarios y al crear constantemente productos que le van quitando la soberanía a la gente. Cuando empiezan a considerar que también las votaciones electorales las hicieran con sistemas del Círculo es cuando se entiende que la empresa es un nuevo gobierno, que no solo tiene el poder sobre el público, sino también sobre los gobernadores, presidentes, diputados y más. Un peligro inminente sería darle tanto poder a una empresa privada.


Pasando al estilo de narración, me gustó mucho la polarización de las ideas. Y esto lo digo porque cuando se presentaba algún nuevo producto, te lo vendían muy bonito y te explicaban como iba a mejorar al mundo, pero siempre había un personaje que lo cuestionaba y nos enseñaba las desventajas de no regular su uso. Algo que me hizo reflexionar mucho y me sacó del amor ciego que los empleados tenían sobre el círculo.


El desenlace está hecho a la medida, dejándonos como mensaje que siempre vamos a querer más, no importa cuantos logros obtengamos, cuanto dinero ganemos, cuanta influencia podamos tener o cuanto conocimiento podamos adquirir, siempre vamos a querer más. Un mensaje muy crudo. Además de demostrarnos que la unión de la gente siempre logrará victorias, no importa si es para bien o para mal.



Con miedo a que todo esto suceda, la novela logró su cometido, impresionarme e impactarme.

Me quedo con muchísimas ganas de ver la película para saber si está bien llevada a la pantalla grande.

Te agradezco mucho que hayas leído hasta acá, esta ha sido de mis reseñas más largas y aunque me quedé con ganas de decir más, ya quedará para cuando tú lo leas y me digas que te pareció.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y Facebook como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. Facebook: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!



19 vistas

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA