Carta: Kim JiYoung, Nacida en 1982 de Cho Nam-Joo

Un libro para reflexionar todas y cada una de nuestras acciones. Espero sea lo suficientemente dura para que lo notes...

Cho Nam-Joo foto
Cho Nam-Joo

Es una escritora coreana, autora del best-seller Kim Ji-young, nacida en 1982. Antes de convertirse en novelista, trabajó como guionista de televisión.

Estudió sociología en la Universidad de Mujeres Ewha.


La publicación de su libro, coincidió con el movimiento #MeToo en Corea del Sur y retrata la inequidad de género que existe en el país desde que son niños. El libro también ha tenido influencia política, siendo que varias leyes normativas con la intención de combatir la discriminación laboral y salarial han sido bautizadas como "leyes Kim Ji-young".

 

Kim Ji-young (que lleva el nombre más común entre las mujeres coreanas nacidas en 1982) es aparentemente una mujer como cualquier otra, con una juventud sin pena ni gloria, siempre a la sombra. Todo se retuerce cuando, de repente, Kim empieza a hablar con las voces de su madre, de una amiga desaparecida, de otras muchas mujeres. Lo que parecía una broma adquiere el tono de una respuesta, de una insurrección y, para los demás, el tono de una enfermedad.



Escogí este libro para la última LC del 2021 para que las reflexiones se quedaran con nosotros mientras hacemos la transición de año. Y considero que fue una excelente decisión.


Ya antes había escuchado de esta novela, primordialmente porque RM de BTS la había recomendado, pero también gracias a las muchas personas que reseñaban y hablaban de esta historia.


Y desde el comienzo disfruté mucho la pluma de la autora, ya que además de sensible, es rica y ligera. Tenía una idea de la temática que aborda, pero la forma en la que percibí la información fue muy diferente a como imaginaba.


La autora habla desde su experiencia en Corea del sur, pero conforme avancé, noté que no es algo que solo sucede allá… En todos los países se logra ver todavía un gran sistema patriarcal.


Esta novela es contada a través de las 3 etapas de la protagonista, su niñez, adolescencia y adultez. Y es tan doloroso leer que desde pequeña experimentó el machismo y la desigualdad de género. Todo se alcanza a entender por la gran diversidad de ejemplos a los que nos enfrenta la autora.


Estoy seguro de que muchas mujeres se sintieron identificadas y empatizaron más con Kim Ji Young, pero para los hombres fue una forma de despertar, de abrir los ojos ante una situación de la cuales nuestros privilegios nos salvan.


No me sorprende que en Corea haya sido un caos cuando se publicó este libro, ya que un montón de hombres debieron sentirse aludidos y considero que ese era el objetivo de la autora: Incomodar.


La buena división de capítulos y su estructura narrativa ayuda a que percibamos estas actitudes machistas de una forma que no solemos percibirlas. Y es debido a que son “insignificantes”, que las normalizamos.


Y aunque ya conocía algunas situaciones, no paré de aprender. Conseguí ver mis privilegios por haber nacido hombre, conocí más sobre el acoso sexual, desigualdad laboral, machismo en las familias, maternidad y sus sacrificios, entre muchos otros temas. Me encantó que todo el libro viene con referencias a artículos y estadísticas.


Me sentí frustrado, abrumado y sorprendido. Como hombre, hay muchísimas cosas que todavía no comprendo o ignoro, pero es necesario este tipo de lecturas para poder acercarse un poco más a lo que viven todas las mujeres desde tiempos inmemorables.


La novela comienza con un conflicto que empieza a experimentar Kim JiYoung, pero este se ve interrumpido para contarnos las vivencias en cada etapa de su vida. Esas vivencias son tan buenas, que por momentos se me olvidó el conflicto inicial.


Y es aquí donde surge mi único malestar con la obra, dicho conflicto se ve concluido de manera muy abrupta y dejándome con ganas de enterarme de más. Siento que se pudo abordar mucho más al tema.


En lo general, es un libro bastante cortito, pero muy amplio con su información. Y el final… Puff, es maravilloso y perfecto. No voy a decir más, pero es una joya por el mensaje tan fuerte y lamentable.



La cultura coreana tiene mucho que aportar, y me alegra poco a poco irme introduciendo a ella.


Agradezco infinitamente a todas las mujeres que complementaron mi perspectiva sobre el tema. No dudo que seguiré aprendiendo con el paso de los años.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y Facebook como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. Facebook: Cartas de un Lector.

¡Nos vemos en la próxima reseña o recomendación!

gif


229 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
LogoAssets-08.png