• Rodrigo Unda

Carta: Cujo de Stephen King

Un murciélago, un perro enorme y dos familias están a punto de experimentar una semana terrorífica en esta novela del maestro del terror.


Stephen King es considerado el maestro del terror debido a sus múltiples novelas que han sido aclamadas por el público mundial.

Con más de 60 best-sellers, King se ha adentrado en las historias crudas y llenas de misterio. Muchas de sus obras han sido llevadas a la pantalla grande, cautivando a todavía más gente.

Y aún después de 46 años de haber publicado su primer novela, King sigue causando terror a quien lo lee.

Autor indispensable.

Durante toda su vida Cujo fue un buen perro, un San Bernardo grandote, pacífico, juguetón y amante de los niños. Realmente se trataba de un perro bueno y feliz. Feliz hasta que le sucedió algo, y el cerebro de perro de Cujo se cubrió de una de esas oscuridades que se alimentan de sangre.


Ahora, se ha convertido en un perro asesino; doblemente cruel por cuanto la gente no conoce su mutación y aún le ve en su anterior bondad. Heraldo de un pequeño Apocalipsis, Cujo desencadenará sobre un pueblo modélico un huracán de pánico y de muerte.


Stephen King ha sido por mucho tiempo de mis autores favoritos. Cuando retomé el hábito de la lectura fue el que me hizo querer leer más, querer adentrarme en el género de terror y sobretodo querer ver todas las películas que fueron adaptadas a sus novelas. Nunca me había decepcionado, hasta ahora.


No estoy seguro si mi disgusto hacia esta novela fue porque realmente no está perfectamente escrita como suele hacerlas, o si se debe a que mi juicio ante los libros se ha perfeccionado y puedo encontrar fallas que en mis inicios no encontraba.


En fin, comencé esta historia creyendo que sería algo paranormal. Un perro que estaba poseído por un asesino que nos mencionan en las primeras páginas. No fue nada por el estilo.


Desde las primeras páginas me di cuenta de que iba a haber mucho relleno, y aunque me introdujo a las dos familias protagonistas de una manera interesante, me encontré con un montón de descripciones innecesarias. Llegó a ser tedioso y aburrido en algunas partes, y para que yo diga eso de Stephen King, es sorprendente. Empezaron a surgir conflictos bastante comunes y poco desarrollo en las personalidades de los personajes.


El único personaje que disfruté leer fue a Cujo, el San Bernardo gigantesco que por una mordedura de murciélago se torna rabioso y violento. Esto hizo que el ritmo de la novela subiera de vez en cuando, pero lo demás era bastante lento. Fue hasta la página 220 donde empieza todo lo interesante e intenso.


Aquí fue donde el ritmo se mantuvo bueno, aunque no excelente como acostumbra. Sin embargo, cuando aterrizas en la trama principal, te das cuenta que todo lo que te habían contado antes era irrelevante. Hizo que me adentrara en la vida de estas dos familias (6 personajes en total) y lo único interesante fue lo que le sucedió a 2 y uno de ellos estaba prácticamente fuera de combate todo el tiempo.


Las partes que más requerían ser escalofriantes e intensas las sentí bastante planas y repetitivas. Es cierto que la ambientación y detalle lo rescata mucho, ahí es donde encuentras el punto de excelencia del autor. Pero fuera de eso, era bastante frustrante que un hecho que, si era necesario desarrollar, se hizo en más de 200 páginas, unas 100 más de lo necesario.


Además, es preciso decir que la resolución del problema me hizo sentir que había perdido el tiempo leyendo todo lo demás. Se comprende que el miedo o pánico puede hacer que un personaje tome su tiempo para realizar una acción, pero aquí literalmente espero hasta estar a nada de morir para hacer exactamente lo mismo que debió haber hecho 150 páginas antes. El miedo no justifica el alargamiento de una escena a tal punto de hacerte sentirte encerrado en una misma problemática.


Algo que si agradezco de King es lo premeditado que tiene todo. Cuando escribe la página 1, ya sabe qué es lo que pasará en la 300, por lo que es más fácil para él, irte anunciando lo que pasará después. Y eso se lo admiro bastante, sin embargo, no basta esto para que toda la novela satisfaga mis expectativas.


Si gustas adentrarte en el mundo de Stephen King, mis recomendaciones son:

Todo oscuro sin estrellas

El juego de Gerald

Mr. Mercedes

El resplandor

Carrie



En esta ocasión si me quedo con un mal sabor de boca, ya que no hubo conclusión a muchísimas cosas. La historia de una de las familias me pareció irrelevante a la novela y además nos meten el misterio de un asesino sin razón alguna.

Me quedo con el King de otras novelas, pero es normal. Con tantas grandes historias, algunas no iban a ser de mi agrado.

No me agüito, habrá más.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y YouTube como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. YouTube: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!



77 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram
  • YouTube
  • Facebook - círculo blanco
  • goodreads
  • Tik Tok

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA