• Rodrigo Unda

Carta: Todas hemos perdido algo de Liliana Blum

Historias de amor, rencor, remordimiento y un pasado complicado. Historias para una tarde con lluvia.


Liliana Blum

Escritora mexicana nacida en Durango. Estudió Literatura Comparada en la Universidad de Kansas y colaboró con gran cantidad de publicaciones estadounidenses. Cuenta con obras como El monstruo pentápodo, Pandora y Todas hemos perdido algo, que le han otorgado el reconocimiento en México, con premios como el Certamen Regional de Minicuentos Cripil 2005 y Premio Nacional de Cuento Mérida Beatriz Espejo 2005.

Este libro reúne dos libros de cuentos escritos por la autora, El libro perdido de Heinrich Böll (2008), No me pases de largo (2013) y la novela corta Residuos de espanto (2008). Con puras protagonistas mujeres, enfrentaremos a su lado sus vivencias con el abandono, sueños rotos, pasado difícil y una herencia impuesta.



Este libro me conmovió de manera impresionante, tiene unas historias muy bonitas, muy amigables y sobretodo, de impacto.

Disfruté mucho que en el primer conjunto (El libro perdido de Heinrich Böll) los cuentos se unieran, aunque tocaran temas y personajes distintos. En lo personal, me encantó que la forma de unir todas las historias fuera mediante un libro, ya que le da un toque más sentimental. Me gusta como vas entendiendo el sentimiento interno de cada protagonista mientras te va causando a ti el mismo sentimiento.


El segundo conjunto de cuentos (No me pases de largo) también trata una variedad de historias pero con un mismo par de protagonistas, tocando fragmentos de la vida de estas dos chicas. No disfruté tanto estos cuentos, y no porque estuvieran mal escritos, sino porque no pude congeniar con ellas. Sin embargo, sus historias mantienen esa filosa prosa de dolor y amargura que definen a la autora.


Ahora, para la novela corta (Residuos de Espanto) tengo que decir que es lo mejor de todo el libro, ahora comprendo por qué estaba hasta el final. Es una narración fenomenal que te lleva a la segunda guerra mundial y a dos de sus sobrevivientes. Con un interesante giro en la historia de cada personaje vas también comprendiendo sus sentimientos, reflexiones, pensamientos de forma tan personal que sientes que te están narrando la historia a viva voz. No pude dejar el libro en lo absoluto con esta novela corta.



Aunque todas las lecturas de este libro son buenas, si buscas deleitarte con esta autora, te recomiendo ampliamente la última novela, Residuos de espanto, considero que es la mejor forma de conocer su escritura y al mismo tiempo saber lo que se siente que te revuelvan los sentimientos de una manera única.


Espero que esta reseña te haya ayudado y gustado, si así fue, compártela con tu amigo lector o tu amiga lectora. Si lo leíste gracias a esta reseña no dudes en tomarle una foto a tu libro y etiquetarme en mis redes sociales para compartirlo. Me encontrarás en Instagram y Facebook como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. Facebook: Cartas de un Lector.

¡Nos vemos en la próxima reseña o recomendación!



0 vistas

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA