• Rodrigo Unda

Carta: Diablo Guardián de Xavier Velasco

Actualizado: jun 16

Una historia llena de ambiciones, peligros y resentimientos, ganadora del VI Premio Internacional Alfaguara



Escritor originario de San Ángel, al sur de la Ciudad de México.

Obtuvo el VI Premio Internacional Alfaguara de Novela por Diablo guardián y es asimismo autor de Luna llena entre rocas (2000), Éste que ves (2006), Puedo explicarlo todo (2010), La edad de la punzada (2012) y Los años sabandijas (2016).

Publica la columna Pronóstico del Clímax en el diario Milenio, entre otras colaboraciones periodísticas.

Huyó de casa: pasó a llamarse Violetta, se puso a hablar inglés, dejó de ser rubia, renegó de la insaciable clase media, aprendió a desnudarse por dinero, robó cien mil dólares a sus padres y aterrizó en Nueva York para vivir el sueño mal habido. Nada mal para una dulce quinceañera.


Pero como gastar dinero es mejor que contarlo, la estafadora en serie termina en el hocico seductor de Nefastófoles, y vive su forzada vuelta a México como clavado en un pozo sin fondo. Hasta que se topa con Pig, publicista con vuelos de poeta, que hará de su diablo de la guarda cuando no queden ángeles que le quieran cuidar un solo centímetro de las espaladas.


Recomendado por GoodReads, compré este libro por su muy bien descrita sinopsis y porque la portada me pareció hermosa.


La novela prometía una búsqueda de identidad por parte de los dos personajes que habitaban en la novela e ir descubriendo su camino fue algo muy revelador y al mismo tiempo desesperante, aquí viene el porqué.


Comienza la novela con una grabación contenida en un casete, el cual llega a las Manos de Pig de parte de la difunta Violetta, algo que me trajo a la mente la novela de Por trece razones. Me gustó mucho la dinámica de este libro, ya que lo sentí diferente al saber que toda la narración era una grabación, lo que me permitió adentrarme mucho más en la historia y sentirme parte de ella.


Los capítulos se van repartiendo entre Violetta y Pig, los cuales nos cuentan su vida y el trayecto recorrido hasta que se encuentran, listos para dar un desenlace al sufrimiento, miedos y vicios de Violetta.


Tengo que aplaudirle muy fuerte a Velasco ya que, a mi parecer, la prosa de esta novela es bastante sobria, cruda, realista y sobretodo veloz, lo cual hizo que las páginas se me fueran volando y me mantuvieran al borde del asiento y mordiéndome las uñas. Esto fue únicamente en la narración de Violetta, porque en las secciones de Pig la verdad es que se me hicieron muy tediosas, rebuscadas y con ganas de hacer más artística la obra.


Y justo con este último punto viene una de mis más grandes decepciones de la novela, ya que la historia de Pig se me hizo completamente irrelevante. Aún con el buen desarrollo y las muy bien definidas personalidades de los dos protagonistas, el papel de Pig en la historia de Violetta, que claramente era la importante de la historia, solo impacta hasta los capítulos finales. Preguntándome el porqué entonces nos presenta con lujo de detalle escenarios y acontecimientos de este personaje sin que tuvieran un fin en específico.


Después de tanto pensar y tratar de descubrir el porqué, llegué a la conclusión de que Velasco lo hacía para darnos un descanso de la alocada y exasperante vida de Violetta.


Violetta fue un personaje que me cautivó completamente, aún siendo una mentirosa, drogadicta, interesada y ratera, ella siempre mantuvo la ambición de querer tener más. A falta de educación, de un buen ejemplo, de buenos consejos, ella siempre buscó como salir adelante, y el único medio que su cabeza pudo encontrar fue vendiendo su cuerpo.


Este es un tema que me gustó que se tocará en la novela, ya que en México hay muchas organizaciones de trata de blancas, que aunque a veces las chicas entran de manera voluntaria, hay muchas otras que no. Esto está muy bien plasmado en las páginas, mostrándonos lo feo que es saber que existe y lo terrorífico que ha de ser formar parte.


Continuando con Violetta, ella es todo lo que queremos conseguir pero tratamos de evitar. Queremos vivir libres de preocupaciones, con dinero ilimitado, con libertad de hacer lo que queramos y en una ciudad como Nueva York comprándonos todo lo que siempre soñamos. Claro que sin tener que haber robado dinero, estar de ilegal en Estados Unidos o a costa de tener que acostarte con alguien para obtener ese dinero. Además, considero que gracias a la magnífica narración de Violetta, nuestro morbo es alimentado y nos hace querer saber más, querer conocer las consecuencias de sus actos.


Muy buen mensaje al enseñarnos que muchas personas tienen una vida llena de mentiras, de falsedades, de poco amor propio. Y con Violetta comprendimos que también existe gente que llega a un estado mental en el cual se prefiere recibir un mal trato a uno de buenos afectos. No importa cuantas veces toquemos el fondo, hay partes de nosotros que se tardan en irse y algunas otras se quedan siempre en nuestras vidas.


La ambientación me gustó mucho, por momentos si me sentía entre las calles de Nueva York, con sus miles de personas caminando y los icónicos taxis amarillos, además de los grandes edificios y las tiendas caras. También cuando la historia se desarrollaba en México podíamos disfrutar de la cultura del país y de sus habitantes. Muy enriquecida la novela con estos detalles.


El final de la historia me pareció bueno, que nos deja con más incertidumbres e intriga. Al haber demasiadas metáforas siento que puede hacer más compleja la lectura, pero al mismo tiempo aporta a que sea bastante memorable la novela. Al menos sé que conmigo permanecerá por mucho tiempo en mi mente.



En fin, es la primera novela que leo de Xavier Velasco y estoy seguro que no será la última. La verdad es que no comprendí el porqué de la ilustración en la portada, pero aún así me parece muy bonita. La historia de Violetta me cautivó, atrapó y arrastro a un mar de vicios, malos tratos y resentimientos. Una novela ampliamente recomendada para un adulto mayor.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y Facebook como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. Facebook: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!



15 vistas

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA