• Rodrigo Unda

Carta: El Amante Japonés de Isabel Allende

Actualizado: jun 5

Con una novela conmovedora, Allende nos cuenta una historia llena de amores prohibidos, grandes amistades y remordimientos interminables.



Nació en Perú, donde su padre era diplomático chileno. Vivió en Chile entre 1945 y 1975, y actualmente reside en California. Inició su carrera literaria en el periodismo. En 1982 su primera novela, La casa de los espíritus, se convirtió en best-seller, llevándola a la fama internacional. Le siguieron muchos otros libros, los cuales han sido éxitos internacionales y han sido traducidos a 35 idiomas. En 2010 fue galardonada con el Premio Nacional de Literatura en Chile.

Irina Brazili, una joven moldava que trabaja como asistente en un asilo de ancianos, conoce a Alma Belasco, una señora de 80 años que guarda para si una historia de amor imposible. Irina junto con el nieto de Alma, Seth, descubren una serie de cartas que desvelarán una relación pasional y secreta.



Recomendado por muchos de ustedes me decidí a darle una probadita al talento de Isabel Allende. Me decidí por el amante japonés porque era el que tenía a la mano y tenía antojo de una historia romántica.


Tengo más opiniones positivas que negativas, aun así no la considero como uno de mis libros favoritos del año. Y cuando reseño libros no solo me gusta juzgar el estilo narrativo o desarrollo de la historia, sino del impacto de esta última en mis sentimientos o pensamientos.


Sin más preámbulos, un factor que ahora le adjudico a Allende es su poder de mandar mensajes. El que más se puede apreciar es la importancia de mantener la amabilidad, lo servicial y lo generoso aun teniendo un pasado desastroso, triste y crudo. Todos los personajes son muy nobles, respetuosos y caritativos.

Otro gran mensaje es sobre la odisea que significa el envejecer, algo que me parece que estuvo bien expresado, considerando que la autora tiene 77 años, se puede ver que está reflejándose en sus personajes.


Mi reconocimiento va directo al talento narrativo de Isabel, ya que expresa los sentimientos de los personajes de una manera tan pasional y poética que te transmite esos mismos sentimientos, lo que ayuda a empatizar más con los personajes.


Los fragmentos históricos me parecieron sensacionales, porque llegué a aprender nuevas cosas sobre esos hechos. La segunda guerra mundial esta presente, pero vista desde el otro lado del epicentro. El odio hacia Japón por parte de Estados Unidos no solo afectó a los soldados japoneses, sino a familias inocentes que tuvieron que sufrir estragos por la desconfianza de los estadounidenses. Y con una introducción a la cultura japonesa se puede comprender de qué maneras sufrieron en tierras americanas.


Entre las cosas que no me gustaron fue la relación entre las dos protagonistas de esta historia. Se presume mucho una gran unión al estilo de abuela/nieta o madre/hija entre ellas, sin embargo a mi no llegó a parecerme así. Siempre sentí su relación estrictamente laboral con toques de amistad, lo que le quita un poco de jugo al contenido.


Todos los protagonistas cuentan con su propio desenlace, pero el de Alma no me gustó en lo absoluto. Aclaro que el final de la historia me gustó y me conmovió muchísimo, pero el del personaje como individuo fue el del disgusto.


El lenguaje de la novela lo sentí muy sencillo y sin mucha reflexión, lo cual convierte a esta novela en un best-seller, no en una novela memorable. Su historia te hará pasar un rato entretenido sin complejidad. Pudo ahondar más en aspectos metafísicos y no lo hizo.



Siempre hemos escuchado de los amores imposibles, ya sea por clases sociales o culturales. Está novela le da un aspecto único a este tipo de historias. Siendo mi primer libro de esta autora, me quedo con ganas de leer más de ella para identificar los cambios que su mente escritora ha tenido a lo largo de los años.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y Facebook como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector

. Facebook: Cartas de un Lector
.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!



0 vistas

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA