• Rodrigo Unda

Carta: El Club del Crimen de los Jueves de Richard Osman

Entre cuatro amigos residentes de un complejo para jubilados, se topan con un caso que los hará buscar a un asesino... o tal vez a dos...


Richard Osman

Es un exitoso presentador, comediante y productor de televisión británico. Director creativo de Endemol UK, ha trabajado como productor ejecutivo en numerosos espectáculos. Se hizo famoso presentando Pointless. Su popularidad continuó con su propio concurso de la BBC, Two Tribes. Participa en otros programas televisivos y escribe una columna para Radio Times. El club del crimen de los jueves es su primera novela.


En un pacífico complejo privado para jubilados, cuatro improbables amigos se reúnen una vez a la semana para revisar antiguos casos de asesinatos locales que quedaron sin resolver. Ellos son Ron, la dulce Joyce, Ibrahim, y la tremenda y enigmática Elizabeth, que, a sus 81 años, lidera el grupo de investigadores aficionados… o no tanto.

Cuando un promotor inmobiliario de la zona es hallado muerto con una misteriosa fotografía junto al cuerpo, El Club del Crimen de los Jueves se encuentra en medio de su primer caso real. Aunque sean octogenarios, los cuatro amigos guardan algunos trucos en la manga.


Este libro llegó a mí por parte de la Editorial Planeta, ya saben que me encanta el crimen y misterio, así que cuando este libro salió no podía aguantar a leerlo.

Aparte, la sinopsis sonaba bastante curiosa y única. ¿4 viejitos en lo que parece ser un asilo resolviendo crímenes? El sueño jajajaja.


En fin, comencé con las expectativas altas y sin tener mucho conocimiento de quien era el autor. Y durante las primeras páginas me entretuvo bastante, se me hizo ligera la historia porque sin darme cuenta había ya avanzado un montón de páginas. La introducción a los personajes me gustó mucho.


Aunque después de un rato choqué con una pared de disgusto por el simple hecho de que no estaba encontrando la suficiente descripción y/o ambientación que me permitiera creer que los protagonistas eran ancianos en un asilo. En ese momento pareciera que al autor le gustó la idea de que fueran viejitos, pero no había hecho única ese aspecto del libro. Porque me puse a pensar en la misma historia protagonizada por estudiantes de prepa o adultos Godínez y tenía el mismo impacto. Poco a poco fue cambiando mi perspectiva (Ahorita te cuento más),


También encontré poco realista algunas actitudes de los personajes, sobretodo en el de los detectives que toman el caso. Ya que para nada identificas que tengan la experiencia que tienen.


Y otra cosa que llegó a molestarme bastante fue que había capítulos completamente de relleno. Es decir, el autor te estaba contando algo súper interesante e importante y de un momento a otro, antes de llegar a la oración clave del momento, lo cortaba. Avanzabas al siguiente capítulo y encontrabas algo que no aporta nada a la historia, para después de dos páginas regresar a lo que te dejó pendiente. Comprendo que es una técnica para que uno como lector quiera más, pero yo sentí que la utilizó en exceso. Me llegó a frustrar en diversas ocasiones.


Pero bueno, dejando a un lado los disgustos…

Poco a poco fue agarrando mucho más ritmo la historia y mi opinión general fue cambiando. Por ejemplo, la comedia (que sé que no estaba asegurada aun siendo el autor un comediante) fue bastante buena, sencilla, pero buena.


El caso se volvió en algo adictivo de leer lleno de misterio y que con cada página que leías, llegaba algo nuevo que volvía más compleja la investigación. Tuve un montón de teorías y sospechosos. Y así de sencillo, las páginas empezaron a volar y empecé a disfrutar más la historia. Porque otra cosa buena, es que cuando creías que el misterio se resolvía, salía algo nuevo que desviaba la resolución.


¡Algo que me sorprendió es que hubiera momentos emotivos! Jamás hubiera creído encontrar algo así en este tipo de historias, pero ahí fue donde se prendió el foco. Ahora tenía sentido que fueran ancianitos los protagonistas. El enfoque también iba a sus emociones y cercanía con la muerte.


En definitiva, me encariñé con los integrantes del club y me quedé con ganas de formar parte de este. Y agradezco que la calidad narrativa haya mejorado o no hubiera podido lograrlo. Todos son entrañables.


Con este libro comprobé que un inicio puede ser lento y flojo y al final tener un gran impacto. Me quedé con un gran sabor de boca al finalizarlo y aunque llegó demasiada información en las últimas páginas, fue digerible. Me quedo satisfecho por lo bien que se concluyó todo.


Para concluir, es obvio que quiero formar parte del club y me quedo con las ganas de reencontrarme con los cuatro enigmáticos, carismáticos y encantadores ancianitos en la secuela del libro. Que espero pronto pueda leer. No es la mejor novela de crimen y misterio, pero definitivo te hará pasar momentos bastante placenteros y entretenidos.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y YouTube como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. YouTube: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!



125 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram
  • YouTube
  • Facebook - círculo blanco
  • goodreads
  • Tik Tok

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA