• Rodrigo Unda

Carta: El Murmullo de las Abejas de Sofía Segovia

Huele a miel, a naranjas y a lavanda. Una historia de amor y de entrega que te conmoverá. Lectura para un fin de semana caluroso.


Estudió Comunicación en la Universidad de Monterrey creyendo que el periodismo sería lo suyo. Al salir su primer novela, Noche de Huracán (2010), descubrió una nueva manera de contar historias. Su segunda novela, El Murmullo de las Abejas (2015), la llevó a la fama mundial, siendo aclamada como el descubrimiento literario del año, recibiendo múltiples premios y alabanzas por parte de la prensa. En 2018 salió su tercer novela, Peregrinos, y en el 2019 su primer libro de no ficción, El Pasado como Memoria del Futuro.

La nana Reja nunca se movía de su mecedora, estando en un reposo aparentemente eterno. Un día, de manera sorpresiva, abandona su estancia para aventurarse en el monte. Después de buscarla desesperadamente, la encuentran cargando dos bultos pequeños en cada brazo: en uno un panal de abejas, y en el otro a un bebé misterioso.


Simonopio llegará a la casa de la familia Morales cubierto por el manto vivo de abejas, dispuesto a cambiar la historia de esa familia. Con la revolución mexicana como telón de fondo y otras grandes amenazas como la influenza española, la familia Morales tendrá que enfrentar sus miedos.



Es la primer novela que leo de esta autora y no pensé que fuera a disfrutar la lectura de la manera en la que la disfruté.


Desde el primer episodio se va creando una atmósfera de misterio y de incertidumbre que hace que el aguijón de la duda se entierre más y quieras continuar leyendo. Usando de manera ágil el pareamiento de capítulos, uno puede seguir las distintas historias de manera fácil y con buena cadencia.


Conforme iba avanzando los capítulos, la inmersión al ambiente de la historia crecía. Era muy sencillo imaginarse al México revolucionario, al Monterrey antiguo, a las costumbres, tradiciones y personalidades de esa época. Además, la descripción de la historia durante la crisis sanitaria causada por la influenza española está narrada a la perfección, comprendiendo completamente el susto de la gente y la desesperación por la falta de comunicación que existía en esos tiempos. En pocas palabras, está muy bien retratado el país y con la magia de la pluma de la autora uno se transporta a esos años sin requerir de mucha imaginación.


En cuanto a los personajes estoy bastante sorprendido, ya que es muy común ver un desarrollo en sus personalidades conforme van enfrentando sus miedos, amenazas o buenas consecuencias, y en esta novela el misterio es aún mayor, ya que es difícil predecir de qué manera aprenderán o reaccionarán ante ciertas confrontaciones. Simpaticé muchísimo con todos los personajes, incluyendo a los antagonistas. Es muy divertido y emotivo el ir descubriendo sus reflexiones, sus convicciones y sus sentimientos página por página. Asimismo, el ver cómo se relacionan, cómo fraternizaban, cómo aprendían de los unos a los otros se apreciaba tanto como si tú fueras parte de la familia.


El desenlace de la historia es maravilloso, estando al borde de las lágrimas. No quería que acabara, pero quería saber qué sucedía al final, que sin dudarlo puedo decir que fue una conclusión digna de los Morales Cortés.


En fin, esta novela me dejó con un increíble sabor en la boca, específicamente a miel, naranjas y lavanda. Hace mucho no disfrutaba tanto una novela al punto de hacer que mi corazón se acelerara y latiera al ritmo de un zumbido de abeja. Es una lectura que recomiendo ampliamente y que no me arrepiento de haber comprado. Orgulloso lo pongo en mi librero, ansiando leerlo de nuevo.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y Facebook como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. Facebook: Cartas de un Lector.

¡Nos vemos en la próxima reseña o recomendación!



0 vistas

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA