Reseña: Nothing To See Here de Kevin Wilson


Una novela que calienta el corazón.

por Daniela Unda


"Nothing To See Here" de Kevin Wilson es una novela que entra en el género del realismo mágico y nos enseña lo cerrados que llegamos a ser los adultos al hablar de emociones y sentimientos. Nos muestra qué tanto debe incendiarse algo para que lo podamos ver, aceptar y actuar ante ello.


Lillian es una mujer joven que ha vivido la mayor parte de su vida en una clase "media baja", aunque por experiencias de su pasado conoce cómo vive la gente con mucho, mucho dinero. Gracias a esa parte de su vida llega a convertirse en niñera de Bessie y Roland, unos gemelos huérfanos de madre que detonan la estabilidad familiar de Madison, una ex compañera de Lillian, millonaria y ahora madrastra de los cuates.


Lo que comienza como una locura para nuestra heroína se convierte en un viaje lleno de retos que buscan convertirla en una adulta mucho más madura. Lillian jamás ha cuidado niños, pero su amiga Madison cree firmemente que podrá hacerlo. ¿Qué tan difícil puede ser cuidar a unos pequeños de 10 años? Bastante en realidad, pero se vuelve una tarea aún más retadora cuando se entera que los infantes se prenden en llamas de vez en cuando, literalmente.


"¿Por qué exactamente se incendian? ¿Qué pueden hacer para dejar de hacerlo? ¿Por qué no lastima su cuerpo?" Estas son preguntas que antes de leer el libro y en las primeras páginas quería resolver y aunque sentía la necesidad de saber las respuestas, en realidad el mensaje del autor reta al lector a ver más allá de lo lógico, que deje de intentar entender lo "inexplicable" para nuestro mundo real y logre cuestionarse a sí mismo y a nuestra sociedad.


"Nothing to see here" aún no se encuentra traducido al español, lo cual es una lástima porque es una novela maravillosa, fácil de leer, apta para varias edades y con mensajes pequeños en lugar de girar entorno a uno solo. Realmente es un libro que se disfruta, al principio por el simple hecho de decir "es sobre unos niños que se incendian a veces" y después por conocer más a los protagonistas. Wilson tiene una escritura maravillosa, sobre todo porque conoce bien a cada uno de sus protagonistas y le da voces realistas, lo que produce más empatía hacia las infancias.

Si disfrutas los libros que se basan en conocer a los personajes, esta historia es para ti. También si quieres una novela que te mueva ligeramente la realidad y que al mismo tiempo sea causante de risas, reflexiones sobre la paciencia, cambio interno y amor fraterno, deberías leerla ya. Yo tuve la oportunidad de escucharla en audiolibro y sin duda fue una experiencia muy grata, que me dejó el corazón muy calientito y sin usar fuego real.


gif
“The kids were happy. (...) They didn't want to set the world on fire. They just wanted to be less alone in it.” / "Los niños eran felices. (...) No querían ver al mundo arder. Solo querían estar menos solos en él".
-- Kevin Wilson

NOTA: La imagen de la portada de la entrada (también mostrada acá abajo) es una creación de Ben Giles.



332 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
LogoAssets-08.png