• Rodrigo Unda

Carta: La temporada de los niños perdidos de Dos Hutchison

Una dolorosa e intrigante novela donde los detectives del caso tendrán que enfrentarse a una serie de retos emocionales. El fin de una saga.


Dot Hutchison foto
Dot Hutchison

Es autora del bestseller internacional El Jardín de las Mariposas, la primera entrega de la serie que será llevada a la pantalla grande. También escribió A Wounded Name, una novela juvenil basada en Hamlet de Shakespeare.


El Jardín de las Mariposas (2016) es la primera entrega de la serie The Collectors Series, que incluye Las Rosas de Mayo (2017) , The Summer Children (2018) y The Vanishing Season (2019).


Brooklyn Mercer, de ocho años, fue vista por última vez cuando regresaba de la escuela y desde entonces no se sabe nada de ella. A pesar de que podría ser un caso más para los agentes del FBI Eliza Sterling y Brandon Eddison, entre más conocen los estremecedores detalles que envuelven el crimen, este se torna cada vez más indescifrable y complejo: primero, porque descubrirán que la desgracia de Brooklyn guarda asombrosas coincidencias con la desaparición de la hermana de Eddison décadas atrás; y segundo, porque la niña perdida es inquietantemente parecida a Eliza, tanto, que cualquiera diría que son madre e hija.


Este libro me lo envío la Editorial Planeta y como me encantan las novelas policiales con un buen misterio, no dudé en leerlo. Antes de comenzar, me gustaría dejar en claro que este es el cuarto tomo de la saga que comenzó con El Jardín de las Mariposas, libro que tiene un concepto fascinante. No leí el segundo ni el tercer libro, pero aun así pude disfrutar plenamente de este caso.


Al ya haber leído el primer tomo, pude percibir que este concepto estaba menos interesante (No quiero decir que no fue interesante, solo lo es si lo comparo con El jardín de las mariposas), seguía siendo un tema fuerte, pero para nada nuevo. Sin embargo, lo que más me importaba es como se iba a desarrollar.


Me gusta mucho como escribe la autora, con su introducción a los personajes y caso, hace que el misterio esté desde la primera página. Además, algo que pude apreciar fue la integración de emociones en los detectives. Y no me refiero a las partes en donde nos cuentan su vida fuera del caso, sino que el caso despertó diversos sentimientos que poco a poco o distrajeron a los detectives o los ayudaron. Podrá parecer poco profesional, pero esto se justifica mientras avanzas.


Disfruté al conocer personajes fuertes y sanos. Vemos a mujeres empoderadas, a hombres que buscan mejorar en sus actitudes tóxicas o pertenecientes a su masculinidad frágil y también vemos responsabilidad afectiva. Todo esto de una manera bastante sutil.


Va intercalando la historia del caso con momentos más personales de los detectives, eso para que uno no esté todo el tiempo en el ojo del huracán con el estrés y preocupación del caso. Y esto es sumamente necesario al tratar un tema tan crudo como lo son los secuestros infantiles, los cuales están narrados de una manera sensible pero dolorosa.


En este tipo de libros el final no impacta tanto, porque desde el principio sabes que se resolverá, tal vez no sepas si se soluciona de manera feliz o triste, pero sabes que tendrá una resolución. Aquí lo interesante es cómo llegan a atrapar a algún criminal o como dieron con las víctimas.


La voz narrativa es fuerte al narrar la pérdida y el dolor. Uno puede ponerse en los pies de los familiares de la víctima. Saber que tu hija desapareció no es la peor parte… Lo peor es no saber si está viva o muerta, si la están maltratando o no. La duda y la falta de esperanza de estos momentos es tan fuerte que cualquiera que lo escuche o lea lo siente en carne propia. Y pues en Latinoamérica sabemos que esta ficción no está tan separada de la realidad, por lo que es más fácil empatizar.


En lo general fue una gran historia que me dejó satisfecho y ahora con más ganas de leer los demás libros de la saga. Ya le estoy agarrando más gusto a la autora.


Eso sí, sentí que hubo partes poco realistas en cuanto a la parte policial y burocracia, pero creo es normal en este tipo de novelas.



Como mencionaba, El jardín de las mariposas tiene un concepto que me atrapó, pero si percibí una gran cantidad de incongruencias a lo largo de su historia. Sin embargo, quería darle una segunda oportunidad a Hutchison y logró sorprenderme y engancharme. Seguiré leyendo a esta autora porque sé que en cada libro traerá ese gran talento que demuestra tener.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y YouTube como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. YouTube: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!

gif


81 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo