Carta: Misery de Stephen King

King nos trae una novela llena de terrores, donde una simple fan puede ser la causante del fin de un escritor, a menos de que escriba la historia que desea.


Stephen King es considerado el maestro del terror debido a sus múltiples novelas que han sido aclamadas por el público mundial.

Con más de 60 best-sellers, King se ha adentrado en las historias crudas y llenas de misterio. Muchas de sus obras han sido llevadas a la pantalla grande, cautivando a todavía más gente.

Y aún después de 46 años de haber publicado su primer novela, King sigue causando terror a quien lo lee.


Paul Sheldon es un escritor que sufre un grave accidente y recobra el conocimiento en una apartada casa en la que vive una misteriosa mujer, corpulenta y de extraño carácter. Se trata de una antigua enfermera, involucrada en varias muertes misteriosas ocurridas en diversos hospitales. Fanática de un personaje de una serie de libros que él ha decidido deja de escribir, está dispuesto a hacer todo lo necesario para "convencerlo" de que retome la escritura. Esta mujer es capaz de los mayores horrores, y Paul, con las piernas rotas y entre terribles dolores, tendrá que luchar por su vida.


King ha sido de mis indiscutibles favoritos en cuanto al género de terror. No he leído tantas de sus novelas como me gustaría, pero cuento con 14 libros en mi colección y ya con este suman 15. El año pasado me decepcionó con su novela Cujo, la cual definitivamente no fue de mi agrado y me hizo comprender que ni siquiera el gran Stephen King puede salvarse de hacer una mala novela (desde mi punto de vista).


Sin embargo, Misery fue una novela que me hizo recordar la admiración que le tengo y las ganas de algún día conocerlo.


La novela me atrapó desde el principio, tanto por su sinopsis como por su misterio. No sabía quiénes somos, dónde estamos o qué sucedió durante las primeras páginas. Solamente sabía que estaba lastimados en una habitación. Estuve todo el tiempo en los zapatos de Paul, el protagonista. Y poco a poco vamos conociendo a Annie Wilker, una antigua enfermera que presenta casos psicóticos.


Esto es algo común en este tipo de novelas, un personaje que no está del todo bien y presenta actitudes anormales siendo agresiva e inestable. Y con esto vienen algunas escenas algo explicitas y definitivamente dolorosas de leer. Cuando el protagonista sufría, yo sentía su dolor. La historia se vuelve tortuosa, pero a la vez intrigante, haciendo que quieras seguir leyendo.


Si algo disfruto de King es su poder para desenvolver a un personaje y sus pensamientos. Observas sus reacciones y emociones que lo llevan a perder la cabeza. El personaje se vuelve real y lo ves ante ti.

Y aquí viene otro punto maravilloso de esta novela: la historia se desarrolla en un solo escenario con únicamente dos personajes. Y con eso basta para causar misterio, sorpresa y dolor. Nuevamente me impresionó con la imaginación que tiene.


También en la novela conoceremos un poco acerca del proceso de un escritor para escribir un libro. Y me da gracias porque tanto King como John Katzenbach, adoran escribir sobre escritores que, o hacen el mal o sufren el mal. Siento que buscan plasmar sus más profundos temores o curiosidades, haciendo cada novela más acertada y entretenida.


Mencionaba antes que King suele ser grotesco y sádico, y me encanta jaja. No me malinterpreten, pero para que el lector pueda sentir miedo, terror y el dolor de estas novelas, es probable que los autores recurran a este tipo de narraciones. Se agradecen y se sufren al mismo tiempo. De hecho, esta novela me hizo acordarme de mi entretenida y exasperante experiencia leyendo “El Juego de Gerald”, novela también de Stephen King.


Que sea novela del maestro del terror, no le quita que haya momentos tediosos y aburridos, que, aunque son pocos, ahí están. Paul, el protagonista, comienza a escribir la secuela de su famosísima saga porque Annie lo obliga, y como lector de la novela principal, tuve la oportunidad de leer lo que Paul iba escribiendo. Algo así como una novela dentro de la novela. Pero como no conocemos la historia completa del personaje Misery, nunca conectamos con esa historia interna. Lo que hace aburrida algunas partes. Eso si, algunos de estos párrafos metafóricamente nos hablan de lo que sufre Paul, además de ver proyecciones de su situación.


El ritmo va siempre creciendo y llega un punto en el que no puedes soltar el libro, a cada rato estás conociendo algo nuevo de los personajes y disfrutando de sus interacciones. Sientes esperanza y en dos segundos puedes sentir que ya valió todo. Nada te lo esperas y ya ni sabes que será del final.


La parte más importante de este libro es su villana, Annie Wilkes. En las películas nos damos cuenta de que alguien es buen actor cuando odiamos a su personaje, y en los libros sucede algo parecido. Cuando llegas a odiar al villano de la novela es por lo bien estructurado que está, por sus acciones tan metódicas e imprevisibles. Annie Wilkes es un personaje despreciable tan bien creado, que no paras de odiarla, no puedes sentir una pizca de empatía con ella. Me encanta como villana psicótica y hasta ahora ha sido de las mejores que he leído.


El final no puedo más que decir que fue perfecto, tenso y terrorífico, pero perfecto. Fue una gran novela con personajes bien desarrollados, un escenario amplio y vívido y un final poético.



Nuevamente King hizo de las suyas e hizo sentirme vulnerable. Una novela fácil de leer con los capítulos pequeños característicos del autor, además de ser perfecta para adentrarse en el maravilloso mundo literario creado por Stephen King.

Sigue mi racha de puras lecturas buenas este 2021, espero no se rompa pronto.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y YouTube como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. YouTube: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!