top of page

Carta: Olinka de Antonio Ortuño

Actualizado: 22 nov 2020

La corrupción puede causar estragos terribles, como arrebatarte la vida que tanto tardaste en construir. Gran novela hispanoamericana.



Escritor mexicano, autor de diversas novelas tales como: El buscador de cabezas (2006), Recursos humanos (2007), La fila india (2013) y su más reciente novela Olinka (2019). Su primera novela fue elegida como mejor debut en la literatura mexicana de 2006 por el periódico Reforma. Sus obras se han traducido a una decena de idiomas y se le elogia su humor negro. También cuenta con libros de cuentos como El jardín japonés (2006), La señora Rojo (2010) y La vaga ambición (2017).

 

Aurelio Blanco estuvo en prisión quince años, acusado del fraude de Olinka, un fraccionamiento de lujo construido a base de negocios turbios y despojos de tierras comunales. Siendo fiel a su familia política, Blanco asume la culpa con la promesa de pronta libertad, además de una buena suma monetaria. Abandonado a su suerte y después de sufrir la sentencia completa, sale con busca de venganza, con ganas de recuperar lo que le quitaron: su hogar, su hija y su vida.



Olinka fue una lectura bastante peculiar, la cual llegó a mi por medio de las promociones de Gandhi. Recomendado como el libro del mes, me animé a leerlo, además de por su interesante premisa.


Tenía ya rato que no leía novelas que incluyeran venganza y rencores, y admito que con esta historia fue una buena forma de retomar el género.


Me fue muy complicado darle una calificación a este libro, no solamente por el impacto de su contenido en mi, si no también por mi estadía en sus páginas, que por momentos era agradable e intensa y por momentos tensa y tediosa.


Le aplaudo con ganas la habilidad narrativa que tiene el autor, es bastante inmersiva y perspicaz, lo cual suma muchos puntos. Retrata de manera impecable al Guadalajara del siglo pasado y actual, además de un desarrollo fluido y profundo de los personajes, que ayudan a plasmar una radiografía de la sociedad y sus defectos.


La historia es bastante interesante y te muestra poco a poco el trasfondo de la misma, causando que el lector quiera seguir leyendo con tal de saber cómo concluye. Ortuño llega a ser demasiado meticuloso y detallista al exponer la corrupción gubernamental y a nivel empresarial, incluyendo el famoso lavado de dinero que en su época se realizaba en el estado tapatío.


Aún reconociendo su hábil narrativa, el estilo de la misma me dejó mucho de qué hablar, ya que en diversas ocasiones cortaba el clímax de manera brusca con la finalidad de narrar el origen de un personaje. Me gustaría creer que se hizo de esa forma para mantener tensión, misterio y ansia de saber qué estaba por suceder, pero en mi caso causó lo contrario. Al igual, su forma de escribir los diálogos combinados con el texto me vedó de disfrutar de manera fluida el relato.