• Rodrigo Unda

Carta: Si decido quedarme de Gayler Forman

Hay momentos cruciales que nos permitirán reflexionar sobre lo que hemos hecho y lo que nos espera. En esta novela recorreremos los pensamientos de Mia y su decisión final.



Escritora estadounidense conocida por sus libros dedicados a la literatura juvenil. Trabajó durante varios años en Seventeen Magazine, donde escribía sobre los problemas diarios de gente joven, antes de pasar a revistas como Elle, Glamour o Cosmopolitan. Su obra más conocida es el libro de 2009 Si decido quedarme, novela que fue llevada al cine en una adaptación.


Mia tiene diecisiete años, un hermano pequeño de ocho, un padre músico y el don de tocar el chelo como los ángeles. Muy pronto se examinará para entrar en la prestigiosa escuela Juilliard, en Nueva York, y, si la admiten, deberá dejarlo todo: su ciudad, su familia, su novio y sus amigas. Aunque el chelo es su pasión, la decisión la inquieta desde hace semanas.


Una mañana de febrero, la ciudad se levanta con un manto de nieve y las escuelas cierran. La joven y su familia aprovechan el asueto inesperado para salir de excursión en coche. Es un día perfecto, están relajados, escuchando música y charlando. Pero en un instante todo cambia. Un terrible accidente deja a Mia malherida en la cama de un hospital. Mientras su cuerpo se debate entre la vida y la muerte, la joven ha de elegir si desea seguir adelante.


Mi familia había visto la adaptación cinematográfica de esta historia, me invitaron a verla y por cuestiones del destino tuve que dejar de verla a los 5 minutos. Pasó mucho tiempo y decidí que era momento de adentrarme en ella, pero primero lo haría con su libro. No había leído la sinopsis, entonces iba ciego a lo que me esperaba.


Y todo empezó genial, conecté muy rápido con la familia protagonista por ser como la mía. Los papás, la hermana mayor y el hermano menor (yo). Era una familia que compartía gustos, que tenían buena amistad y sobretodo que disfrutaban de pasar tiempo con el otro. Por eso cuando sucede el accidente me agarró en curva, y eso está en la sinopsis de la novela, entonces salió peor. La narración de esa parte es brutal, todo se vuelve muy real y me hizo sentir el miedo de Mia al verse a si misma llena de sangre y huesos rotos.


La historia va intercalándose entre la historia de la protagonista antes y después del accidente, para que pudiera conocerla y entender sus pensamientos y reflexiones que estar en coma le produce. Y esa parte se disfruta mucho, es un personaje que se desenvuelve bien y que me permitió comprender sus dudas, dudas que a esa edad parecen nunca resolverse. Fue toda una odisea para encontrarse a si misma.


Mientras más avanzaba, me di cuenta de que me estaba costando mucho conectar con Mia, pero era más por su personalidad que no encajaba tanto conmigo. Aun así, sentía empatía por sus emociones y pude reflejarme en algunas actitudes que yo también experimenté en la prepa. Desde crisis existenciales y románticas, hasta dudas sobre mi futuro.


Me gustó mucho el concepto de que, al estar en coma, tu percibes todo lo que sucede alrededor y estás presente (como un fantasma), además de que está en ti el despertar o fallecer. La muerte no se vuelve un personaje principal, se vuelve una decisión, haciendo todos los capítulos bastante reflexivos. Hay unos cuantos aspectos filosóficos que están presentados con una prosa sencilla y ligera, los cuales cumplen con cuestionar al lector sobre que haría en el caso de estar en esa situación.


Me puso a pensar en qué haría “si perdiera todo”. Hay una frase que me gustó mucho, y que también la he podido escuchar en mi musical de Broadway favorito, Hamilton: “Morir es fácil, vivir es lo difícil”. Una gran adición a la perspectiva de la novela.


Durante cada página hasta el final, estuve expectante de la decisión que tomaría la protagonista. Honestamente, sabía que iba a estar conforme con cualquiera de las dos opciones, ya que nos presentan suficientes datos para aceptar y comprender cada una de ellas.


Algo que no estoy tan seguro si me decepcionó o alegró, es el hecho de que la música no tuvo la relevancia que esperaba. No tuvo más que unas cuantas apariciones, además de obviamente formar parte de la esencia de los personajes, pero sin ella se pudo haber creado una misma historia.


Otra cosa que pudo afectar mi estancia en la novela fue que no tiene emociones tan fuertes. Estoy consciente de que hay novelas que no requieren de giros inesperados o de momentos exasperantes para atraer al lector. Esta novela es así, ya que toda la historia trae mucha paz y emociones tranquilas. Hay partes muy emotivas al conocer a los familiares y amigos que experimentan el dolor de perder a alguien, pero siento que pudieron haber sido desarrolladas mejor.


Me gustó que los eventos de antes del accidente se desarrollan rápido, son placenteros y entretenidos. Así pude darme una idea de todo lo que reflexionaba Mia.


El final no falló, fue muy emotivo, aceleró mi corazón y me conmovió mucho. Podría decirse que tiene un final abierto, pero a mi me quedó muy clara la decisión que tomó y el porqué. Quedo bastante satisfecho con la lectura, no ha sido de las mejores, pero fue buena.



No sabía que era una lectura juvenil, tal vez por eso no impacto por completo en mi, pero aun así es una novela que recomiendo si es que estás buscando paz, reflexión y momentos conmovedores. Además, es una muy buena lectura si recientemente perdiste a un ser querido. Pronto leeré más de la autora.


Ojalá te haya servido mucho esta reseña, si así fue, no dudes en compartirla con tus amigos o familiares que disfruten de la lectura. Si con esta reseña te animaste a leerlo, nada me haría más feliz que saberlo, tómale una foto y etiquétame en redes sociales para poder compartirlo. Me encontrarás en Instagram y YouTube como @cartasdeunlector. Ahí subo contenido exclusivo para que tú puedas aprender nuevas cosas dentro del ámbito literario. Instagram: @cartasdeunlector. YouTube: Cartas de un Lector.

¡Nos leemos en la próxima reseña o recomendación!



117 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram
  • YouTube
  • goodreads

© 2020 CARTAS DE UN LECTOR · POR RODRIGO UNDA